A propósito de la celebración de hoy 8 de marzo del día de la mujer, los principales sindicatos y organizaciones han convocado huelga, una huelga extensiva a todos los ámbitos, es decir se solicita que además no se realicen los quehaceres diarios, comidas, recoger niños, etc..

En este sentido, quiero mostrar mi solidaridad, como no puede ser de otra manera, no tanto con la celebración de un día para la mujer, sino mi apoyo a las mujeres que cada día sufren el machismo en sus puestos de trabajo, ya sea mediante abusos sexuales, discriminación salarial o de promoción en puestos de trabajo.

No son casos aislados, como abogada laboralista tengo  cada día que “enfrentarme” a casos de este tipo, cada día el número de clientas femenina aumenta, y eso supone que cada día la mujer está más vinculada al ámbito laboral, pero también que cada día son ellas las que sufren todo tipo de vejaciones, por parte de compañeros y jefes directos.

Hace unos días se ha hecho pública una Sentencia dictada el 11 de diciembre de 2018 por el Tribunal Superior de Justicia de País Vasco    en la que a una mujer, perito  de una gran empresa se le reconoce la extinción de su contrato debido a discriminación por razón de sexo.

En la misma Sentencia se transcriben las conversaciones con su superior jerárquico donde éste  reconoce expresamente que no la había ascendido por dos razones, una por ser mujer y otra por tener tres hijos.

En la mencionada Sentencia se le reconoce la indemnización por la extinción, que se equipara legalmente a la del  despido y además se condena a la empresa al pago de la indemnización por daños morales de 50.000€ más 3962,10€ de gastos.

Lo que nos puede parecer una cantidad indemnizatoria elevada se disipa si leemos el texto de la Sentencia donde constan las conversaciones mantenidas entre jefe directo y trabajadora.

Y yo me pregunto, si a todos nos alarman estos comportamientos ¿ por qué se siguen produciendo?

No podemos decir que esté todo hecho ya, sólo que algo está cambiando, que algo se mueve, y sobre todo desde los Tribunales de Justicia, cada vez más sensibles a este tipo de conductas.

Si te encuentras en un supuesto similar, denuncia!

 

 

3 Comentarios
  • Enviado por Gisela Call 8 marzo, 2019 at 18:25

    Una gran reflexion , me ha gustado tu escrito.

    Reply
  • Enviado por Cecília 8 marzo, 2019 at 18:38

    Hola Me soliradizo totalmente con tus comentarios, en mi caso no sufro de manera directa, puesto que mi empleo se situa en el ámbito de funcionario, ocupado como ya sabeis mayoritarismente por mujeres. No obstante sí que se puede observar con facilidadad que los cargos de mayor responsabilidad estan copados por hombres Pero lo más indignante es que se ve una juventud en el que el machismo se muestra con toda su crudeza,, niñas controladas por sus novios gracias a las nuevas tecnologias, en revistas y periódicos aparecen contínuamente la figura femenina mostrando su atrsctivo sexual con el fin de vender qualquier producto. En definitiva, las mujeres estamos encorsetadas en realizar según que estudios, según que empleos, y sobre todo a estar atentas y tomar decidiones en todo lo que respecta a las labores de casa. Una pena, la verdad, creo que se ha retrocedido en muchos aspectos de igualdad conseguidos.

    Reply
  • Enviado por Jeannette Di Somma 9 marzo, 2019 at 10:37

    Totalmente deacuerdo No lo hubiera podido expresar mejor Un abrazo

    Reply